Haz scroll
compartir
by Hitachi  /  08/05/18

Cómo controlar la humedad en casa o en un negocio

Miscelánea

Un ambiente especialmente húmedo es fundamental, por ejemplo, para la elaboración y la correcta maduración del vino en una bodega. Pero para poco más. De hecho, la humedad es uno de los grandes enemigos de casas y de locales comerciales, pues además de generar un ambiente desagradable, favorece la aparición del moho y, como resultado, que se extienda un tan molesto como característico olor.

Pero esto no es todo: la humedad potencia el deterioro de la vivienda o local, de la pintura o de los acabados. Y, por si fuese poco, puede acabar afectando a la salud de las personas que viven o trabajan en recintos húmedos de múltiples formas:

-Aumento del dolor en personas con enfermedades reumáticas

-Asma

-Sinusitis

-Dolor de cabeza

-Malestar general

-Enfermedades pulmonares como la bronquitis

Por todas estas razones, es esencial controlar la humedad de tu casa o negocio.

5 claves para evitar la humedad

Partiendo de la base de que lo idóneo es que la humedad relativa del aire se ubique entre el 40 y el 55%, no es menos cierto que hay muchos factores que pueden romper ese equilibrio: un mal aislamiento del edificio, un sistema de calefacción ineficiente, unas condiciones climáticas desfavorables…

Por esto, cuando de prevenir o plantar batalla a la humedad se trata, necesitas encontrar aliados: contar con los equipos de climatización adecuados y la combinación de estos con una serie de hábitos o buenas prácticas son los principales. A continuación, alguna de las claves para mantenerla a raya:

1. Aislamiento térmico

Aislar correctamente una vivienda u oficina es la mejor manera de evitar la humedad y las pérdidas de calor, contribuyendo además a alcanzar un ahorro que puede llegar hasta el 35% en el gasto en calefacción. Para ello, te recomendamos que eches un vistazo a nuestro anterior post sobre aislamiento, donde indicábamos los principales métodos y materiales.

2. Control de las emisiones de agua

Especialmente en los hogares, en el uso doméstico se generan constantemente emisiones de agua: ducha, cocina, limpieza… Minimizar o reducir a lo básico estas emisiones contribuirá no solo al ahorro económico, sino también a mantener la humedad controlada.

También es recomendable que tiendas la ropa fuera de casa. De acuerdo, sabemos que son más cómodos los tendederos interiores, pero la ropa mojada puede emitir hasta 500 gramos de agua al ambiente en tan solo una hora.

Por último, teniendo en cuenta que el baño es la estancia donde la humedad está más presente, es recomendable instalar un extractor.

3. Ventilación natural

Sin duda, una de las medidas más efectivas, pero también más sencillas. Ventilar diariamente al menos 15 minutos favorece que el exceso de humedad sea expulsado a la calle, entrando un aire más seco a la estancia o local.

4. La calefacción, a la temperatura adecuada

Esto es, a 20 grados. ¿La razón? Cuando en los meses de invierno ponemos la calefacción más alta de lo normal, el contraste entre la temperatura exterior y la interior es muy alto. Esto puede producir condensaciones en el caso de que en un puente térmico el aire caliente contacte con una superficie fría. En este sentido, un correcto aislamiento también contribuirá a evitar las condensaciones.

5. Programa correctamente el aire acondicionado

Los sistemas de aire acondicionado también ayudan a controlar la temperatura de las estancias. Especialmente si utilizas el programa llamado “Dry”, que activa el modo refrigeración con el ventilador a baja velocidad, por lo que colabora a eliminar la humedad.

¿otro snack?

snack time

Entendiendo la etiqueta energética de tu aire acondicionadoEntendiendo la etiqueta energética de tu aire acondicionado
Miscelánea

Entendiendo la etiqueta energética de tu aire acondicionado

Los equipos de aire acondicionado deben llevar, según establece la directiva Europea ErP un etiquetado energético que especifique varios aspectos sobre el consumo que realiza cada aparato.

Techos verdes: Una solución arquitectónica para la sostenibilidad energéticaTechos verdes: Una solución arquitectónica para la sostenibilidad energética
Miscelánea

Techos verdes: Una solución arquitectónica para la sostenibilidad energética

Los techos verdes son espacios de vegetación en las terrazas o azoteas de los edificios. Estas soluciones arquitectónicas ayudan a regular la temperatura, mejorar la calidad del aire en las ciudades y aislar los hogares, favoreciendo el ahorro energético

El diccionario del aire acondicionado: 11 términos para entender su funcionamientoEl diccionario del aire acondicionado: 11 términos para entender su funcionamiento
Miscelánea

El diccionario del aire acondicionado: 11 términos para entender su funcionamiento

Existen muchísimos términos relacionados con el mundo del aire acondicionado. Y aunque seguro que ya estás familiarizado con varios de ellos, hay otros más específicos o desconocidos. Por eso hemos preparado un pequeño diccionario con 11 palabras

Hemos recibido correctamente tu mensaje. En breve nos pondremos en contacto contigo.

Gracias!